//¿Qué tiene que pasar?

¿Qué tiene que pasar?

Tonalá, Jalisco, 2 Octubre.- Es la pregunta que se hacen papás y maestros del jardín de niños Netzahualcóyotl, quienes la mañana de ayer se llevaron nuevamente la desagradable sorpresa de que malvivientes ingresaron a la escuela, rompieron cerraduras, ventanas, lockers, para robar el poco equipo de valor que quedaba.

Mira como dejaron los ladrones la escuela: https://youtu.be/0N97ubZoHQw

Con ésta es ya la quinta vez, que los amantes de lo ajeno ingresan por la madrugada a llevarse lo que tienen en frente. Este kínder se encuentra en la calle de Revolución número 155, en la colonia San Elías, a unos metros de la Secundaria 14, en una zona céntrica y de alto flujo de personas.

En el turno matutino son 105 alumnos quienes acuden a este plantel, mesa directiva y maestros, han hecho de todo para tratar de proteger su patrimonio, han buscado acercamiento con la comandancia de la policía escolar para generar mayor atención, pero esto no se ha concretado, han reforzado las cerraduras y las protecciones de las ventanas, instalaron también cámaras de video vigilancia, que fueron dañadas, por cierto; podaron los árboles del perímetro, han instalado más iluminación, pero nada de esto ha detenido a los ladrones.

En su desesperación ante esta situación, se han ofrecido padres de familia para quedarse a velar en el plantel, pero por cuestiones legales esto no ha sido posible.

Está por demás mencionar que la directora del plantel acudió a la Fiscalía del Estado a denunciar los hechos, pero nadie ha investigado, ni mucho menos recuperado algo de lo robado o castigado a los responsables.

La mañana de hoy, se tomó la determinación de no tomar clases, en virtud de que las instalaciones no lo permiten, por lo que tomaron el acuerdo de buscar al presidente municipal Juan Antonio González, para pedir su intervención urgente, ante este reto de los malandrines a autoridades y padres de familia.

Este es un llamado urgente a las autoridades municipales que tienen la gran encomienda de participar en tareas preventivas de seguridad, situación que evidentemente no se ha dado.

En fechas recientes hemos visto con tristeza que ante la omisión de la autoridad, los vecinos tomas acciones que no son la vía adecuada para alcanzar la seguridad que todos necesitamos.

Es momento de unir los esfuerzos de la sociedad y la autoridad para proteger la vida y los bienes de las familias en Tonalá. Estaremos atentos a las medidas que se tomen, ya que no es el único caso de ataques a escuelas que se tiene registrado.

Tonalá de Hoy.- Marcos Arana Barba.

Siguenos en: